Skip to content

RUTAS TENERIFE RURAL, UN PASEO POR NUESTROS CAMPOS

24 octubre, 2012

 La Fundación Tenerife Rural ha  presentado recientemente una iniciativa orientada al conocimiento y el disfrute  de los rincones más característicos del entorno rural de Tenerife, a través de una serie de paseos autoguiados por diferentes zonas de la isla. Se trata de las Rutas Tenerife Rural, que se presentan  en variados formatos (topoguías  impresas en papel, página web, aplicación para dispositivos móviles, audioguías y videos) que comprenden, además de la descripción  detallada sobre la ruta, información complementaria sobre alojamientos para pernoctar o para comer,  otros  establecimientos vinculados con la producción y las tradiciones locales, así como puntos de interés caracterizados por poseer importantes valores patrimoniales, paisajísticos y etnográficos.

Las Rutas Tenerife Rural están indicadas para todo tipo de público, tanto local como visitante, y  constituyen  una excelente oportunidad  para  recorrer los mejores paisajes rurales de Tenerife, así como  los establecimientos adheridos a la Red de Calidad Tenerife Rural, para  conocer la esencia de estos enclaves,  contribuir a su mantenimiento,  su puesta en valor y por tanto, una manera de apostar por su desarrollo económico y social.

Se han organizado un total de 16 rutas, distribuidas por zonas rurales de toda la isla. Cada ruta propone una mirada distinta sobre la zona, alejada de los circuitos turísticos convencionales, con la que disfrutar de Tenerife a través de sus tradiciones más arraigadas, el encanto de sus paisajes, su original arquitectura rural y el aprecio por los frutos de esta tierra. 

Como ejemplo, la propuesta de la ruta por  Arona y Vilaflor.  La Fundación Tenerife Rural nos invita a recorrer parte de estos dos municipios,  brindándonos  la posibilidad de conocer bellos rincones de las zonas de medianías y cumbres del sur de Tenerife donde confluyen naturaleza, agricultura e historia. Arona y Vilaflor son dos localidades que comparten espacios de gran belleza, colmados de paisajes de contrastes, donde abundan caseríos y caminos reales junto a antiguos roques, montañas y barrancos. El verde del pinar se mezcla aquí con almendros, viñas y otros frutales. Los antiguos caseríos, las eras, los hornos, las huertas abancaladas en las laderas de las montañas etc., constituyen una muestra del peso e importancia que la agricultura ha tenido en la zona y reflejan el tradicional modo de vida campesino.  

Casas Altas

Ifonche

 

 

 

 

 

 

La primera parada propuesta  es el centro histórico de Arona, declarado Bien de Interés Cultural,  donde se tendrá la oportunidad de recorrer sus calles, disfrutar de la tranquilidad de sus jardines y plazas y admirar sus edificaciones, fieles muestras de la arquitectura tradicional canaria de las medianías del sur de Tenerife. En las cercanías del casco encontraremos parte de caminos reales, como el que unía Arona y Vilaflor, que aún conservan tramos empedrados, y restos de antiguas construcciones rurales como caseríos, bancales y  hornos, reflejo del  modo de vida tradicional  de la zona. De este punto se podrá llegar hasta Ifonche,  un Espacio Natural Protegido de gran  belleza, donde se podrá descubrir  un paisaje rural de caseríos y cultivos abancalados, rodeado de un entorno verde y enmarcado por barrancos, montes de pinar y roques como el de Imoque o  el de Los Brezos. A continuación  se llegará hasta El Caserío de Las Casas Altas, localizado en Jama, una excelente muestra de la arquitectura típica canaria propia de las medianías del sur de la isla. Declarado Bien de Interés Cultural, permite descubrir un espacio de gran belleza en el que destacan numerosas construcciones campesinas tradicionales. De este punto se podrá partir hasta Vilaflor de Chasna,  el municipio más alto de España, localizado en un espacio  rodeado de frondosa naturaleza, entre montañas y barrancos. Sus calles y plazas conservan el encanto de épocas pasadas. En la visita se descubren espacios y espectáculos naturales de gran belleza, como el que ofrece la floración de sus almendros en los meses invernales de enero y febrero, se podrá contemplar valiosas muestras de la arquitectura civil y religiosa, muchas de los siglos XVI y XVII, y disfrutar de la tranquilidad y del aire limpio de las cumbres de Tenerife.

Mirador de San Roque

Para terminar la visita,  proponemos  El Mirador de San Roque, localizado en una colina en las cercanías del centro urbano de Vilaflor. Desde él se contemplan vistas panorámicas del centro histórico y de todo el valle en el que se localiza el municipio. 

Si te interesa esta mirada distinta, descubre otros recorridos y disfruta de Tenerife.

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: